PROCESO EDITORIAL

PROCESO EDITORIAL

A continuación, se encuentran las normas, los procesos y las condiciones para presentación de manuscritos, así como la explicación del proceso de evaluación y los formatos en los que se deben enviar.

Tipos de manuscritos

Estos se organizan en tres líneas de publicación:

 

Primera línea: Artículos derivados de investigación que, de acuerdo con su naturaleza, pueden ser:

  1. Artículos de reflexión:documentos de metainvestigación que presenten elaboraciones teóricas, interpretaciones críticas, conceptualizaciones relacionadas con aspectos epistemológicos o construcciones metodológicas, derivadas de investigaciones terminadas por los autores.

 

  1. Artículos de investigación científica y tecnológica: documentos que presenten, de manera detallada, los resultados originales de proyectos de investigación terminados. En general, la estructura debe contener seis apartados básicos: introducción, referentes conceptuales, metodología, resultados, discusión de resultados y conclusiones.

 

  1. Artículos de revisión: documentos que presenten estados de arte o revisiones exhaustivas que den cuenta de los avances y tendencias en un campo de conocimiento, una temática o una problemática particular. Se caracterizan por presentar una cuidadosa revisión bibliográfica y tener una cantidad importante y pertinente de referencias a investigaciones y obras teóricas (mínimo 50 referencias citadas).

 

Segunda línea: Ensayos

En esta parte se incluyen ensayos académicos de alto nivel en los que se presenten reflexiones no derivadas de procesos investigativos. Estos son leídos y evaluados por el comité editorial y deben cumplir las pautas que se exponen en los puntos 3 y 5 de las orientaciones para autores.

 

Tercera línea: Contextos: contribuciones e informaciones especiales

Escritos como entrevistas, conferencias, ponencias, traducciones, reseñas de libros, lecciones inaugurales, entre otros. Estos manuscritos son leídos y evaluados por el comité editorial y deben cumplir las pautas que se exponen en las orientaciones para autores.

Condiciones para la publicación

Para iniciar el proceso de evaluación de un manuscrito en Cripsyley es necesario que sea preparado y enviado y que los autores acepten y certifiquen por medio de una carta:

  1. Que el manuscrito es inédito: que no ha sido publicado ni aceptado para publicación en otra revista.
  2. Que no está propuesto simultáneamente en otra revista y que, durante el tiempo que permanezca en evaluación en Cripsyley, no será sometido a consideración en otra publicación, ni posteriormente, en caso de ser aceptado.
  3. Que los contenidos son producción intelectual directa de los autores y que los datos y textos tomados de documentos publicados están debidamente referenciados en citas destacadas como tales e indicados en las referencias, al final del documento.
  4. Que como autor se responsabiliza del contenido del manuscrito.
  5. Que no se ha reportado la publicación de una versión previa como working paper (o literatura gris) o en un sitio Web, y que, en caso de ser aceptada su publicación en Cripsyley, lo retirará de los sitios Web y solo dejará el título, el resumen, las palabras clave y el hipervínculo.

Además de lo anterior, cuando un manuscrito sea aceptado para publicación, el autor deberá firmar la transmisión de derechos de autor.

Normas para la preparación del manuscrito

  1. El manuscrito debe incluir un resumen analítico, entre 250 palabras, que presente de manera sintética la introducción, los objetivos, la metodología y los principales resultados. Igualmente, debe contener las palabras clave, según el Tesauro de la UNESCO (http://vocabularies.unesco.org/thesaurus), que condensen los temas que se abordan en el manuscrito. El resumen y las palabras clave son apartados obligatorios en un manuscrito, excepto en las contribuciones especiales como ponencias, lecciones inaugurales, conferencias, etcétera, en las que son opcionales.
  2. Identificación de autores.

Deberá aparecer debajo del título el nombre y apellidos completos de cada uno de los autores seguido de la categoría profesional, centro de trabajo, correo electrónico de cada autor, especificando el de correspondencia.

  1. El manuscrito debe presentarse en el programa Microsoft Word® (versiones 97 en adelante), en hoja tamaño carta, con letra Times New-Roman de 12 puntos, interlínea doble, márgenes de 3 centímetros y paginación en el extremo derecho superior de cada una de las hojas. La extensión del manuscrito debe contener un mínimo de 5.000 y un máximo de 7.000 palabras. El título no debe exceder 10 palabras. Las figuras, imágenes, tablas y gráficos deben tener título y estar numeradas; además, debe indicarse si son de elaboración propia o la fuente de la que fueron tomadas.
  2. Los artículos deben seguir los lineamientos del manual de estilo de publicaciones de la Asociación Americana de Psicología (APA 6a edición – 2018). A continuación, se indican de manera sintética algunas de las formas establecidas en el manual APA:

Citas
En este apartado, presentaremos algunas indicaciones para incluir de manera adecuada contribuciones de otros en el texto.

  1. Citación directa de las fuentes (citas textuales)

Esta forma de citación corresponde a los casos en los que se reproduce de manera textual el trabajo de otros autores o uno propio previamente publicado. Debe indicarse el autor, el año y la página de la que fue extraída la cita.

  1. Cuando la cita literal es de menos de 40 palabras se deja en el cuerpo del texto entre comillas.

Ejemplo
La libertad condicional, por tanto, es una de las áreas de actuación fundamental en el cuadro de la competencia del Juzgado. Por ello, y sobre todo en el tema que nos ocupa, agresores sexuales “este beneficio cobra especial relevancia en aras a la alarma social que produce la comisión de este tipo de delitos” (Hermoso, 2017, p. 43).

En los casos en los que su extensión es de 40 palabras o más, debe colocarse en un bloque independiente del texto, con sangría en el margen izquierdo de 2,4 cm y sin comillas.

Ejemplo
(…) cabe preguntar si el criterio de la evidencia inmediata es válido no solo para los contendidos de la percepción, sino también para los contenidos del pensamiento. Esta cuestión equivale a la de si además de la evidencia de la percepción hay una evidencia del pensamiento conceptual y si podemos ver en ella un criterio de verdad (…) Se puede entender por evidencia algo irracional y algo racional. En el primer caso la evidencia es sinónima del sentimiento de evidencia, esto es, de una certeza emocional inmediata. (Hessen, 1956, p.115)

¿Dónde indicar el autor, el año y la página en una cita textual?

Tanto para citas de menos de 40 palabras como para aquellas que exceden esta extensión:

  • Si antes de la cita textual se ha indicado el apellido del autor, se incluye también el año dentro de un paréntesis inmediatamente después del autor. Al cerrar las comillas, en otro paréntesis, se indica la página de la que fue tomada la cita textual.

Ejemplo
Al respecto, Jess Feist, Gregory J. Feist y Tomi-Ann Roberts (2014) nos dicen lo siguiente: “Ninguna teoría es totalmente completa y los psicólogos deberían tener siempre presente que muchos aspectos de la naturaleza humana no pueden incluirse en una sola teoría” (p.228).

  • Si la cita textual se ha insertado sin indicar previamente el autor, al cerrar las comillas se coloca en paréntesis el apellido del autor, el año y la página de la cita textual.

Ejemplo
Se inició la consolidación de la Psicología Social con un enfoque sociológico, en el que la representación se construyó mediante una significación individual y social que da forma a la estructura coherente de un objeto.

La teoría de las representaciones sociales, aún en desarrollo, establece que estas son sistemas de interpretación que rigen nuestra relación con el mundo y con los otros, y que orientan y organizan las conductas y las comunicaciones (Ruiz, 2003, p. 45).

Citación de parafraseo o no literal

Esta forma de citación corresponde a los casos en los que se toman ideas de otros autores pero no se reproducen de manera textual, sino que se expresan en palabras de quien escribe. En estos casos, debe indicarse el autor y el año de la obra que se cita.

  • Si antes de la idea que se parafraseará se indica el autor, debe colocarse enseguida, entre paréntesis, el año de la obra.

Ejemplo
Respaldan esta expectativa las observaciones de Marc Howard Ross (1995), sobre la cultura del conflicto en algunas sociedades que perpetúan actuaciones violentas.

  • Si se coloca la idea parafraseada sin indicar en el texto el autor, al final de la idea se indica entre paréntesis el apellido del autor y el año, separados con coma.

Ejemplo
Todas las sociedades conocidas han utilizado sustancias químicas capaces de alterar el funcionamiento del sistema nervioso e influir en las emociones (Ortuño, 2009).

  • En el caso poco frecuente de que en el texto se mencionen el nombre del autor y el año de la obra, no deben indicarse nuevamente entre paréntesis.

Ejemplo

En esta línea, un estudio realizado por Covadonga Flórez y Roberto Fenix en 2011, con 290 reclusos penitenciarios de entre 40 y 50 años, a quienes se les administró el PCL.R de Hare, encontró que la psicopatía media alta se encontraba en el factor I de los reclusos de ambos sexos.

  • Cuando la obra tiene dos autores, cada vez que se cita se colocan el primer apellido de los dos.

Ejemplo
El más elemental de los dos niveles de autonomía funcional es la autonomía funcional perseverante (Galdix & Dorta, 2004).

De manera más específica, ocurre cuando los rasgos se vuelven ya sea más o menos comunes en una especie durante largos periodos que conducen a o no a una mayor capacidad de supervivencia (Buss y Greiling, 1999)

  • Cuando la obra tiene más de dos autores hasta seis, la primera vez que se cita se colocan los apellidos de todos. En las siguientes citas, solo se indica el apellido del primer autor y la expresión et al.

Ejemplo
Primera vez que se cita: El desarrollo previo del niño en diferentes áreas mostrará que cuenta con las habilidades y capacidades esperadas para su edad y, por tanto, en el niño no hay problemas de desarrollo de la actividad que puedan incidir en el aprendizaje inicial de la lectura (Flórez, Torrado, Arévalo, Mesa, Mondragón & Pérez, 2005).

Siguientes citas: Determinadas habilidades y capacidades acordes con su edad (Flórez et al., 2005).

  • Pero si son más de seis autores, desde la primera cita se indica el apellido del primer autor y la expresión et al.

Ejemplo

Esta distinción, aparentemente insustancial, entre informaciones y comunicaciones, tiene su importancia a la hora de acotar semánticamente el campo por el precipitado fervor que algunos estudiosos manifestaban ante estas materias (Wiener et al., 2005).

  • Como puede verse en los ejemplos anteriores, en los casos en los que la obra que se cita es de autoría de más de un autor, antes del apellido del último debe colocarse el signo & (et o ampersand).

Referencias
La lista de referencias al final del texto permite identificar las obras y los autores que se han citado en el mismo. Deben incluirse solo las referencias que se citan en el artículo. Las obras sugeridas, de acuerdo con los antecedentes o para lecturas posteriores, deben incluirse en el apartado bibliografía.

Las obras en la lista de referencias deben estar organizadas por orden alfabético de acuerdo con el apellido del primer autor.

En general, todo referente incluye: autor, año de la publicación, título y datos de publicación. A continuación, se especifica la estructura establecida para referenciar determinados documentos:

  1. Publicaciones periódicas: publicadas con determinada regularidad

Revista con paginación por número 

Apellido, inicial del nombre —pueden ser una o dos—. (Año). Título del artículo. Título de la revista en cursiva, volumen (número), página inicial-página final.

Ejemplo
Castrillo, M-C. (2011) El informe psicológico en separaciones familiares: cuestiones éticas. Quadernos de sistemas, 13 (3), 252-257

1.2. Revista con paginación general

Apellido, inicial del primer nombre —pueden ser una o dos—. (Año). Título del artículo. Título de la revista en cursiva, volumen, página inicial-página final.

Ejemplo

Morihisa, J.M.; Duffy, F.H y Wyat (1992) Brain Electrical Activity Mapping (BEAN)

In schizophrenic. Archives of General Psychiatriy, 407 19-728

  • Si la publicación tiene identificador de objeto digital (DOI), debe indicarse después del punto. En estos casos no se requiere más información de identificación o recuperación.

Ejemplo

Herbst-Damm, K.L. & Kulik, J.A. (2005). Volunteer support, marital status, and the survival times of terminally ill patients. Health Psychology, 24, 225-229. DOI: 1037/0278-6133.24.2.225
• Si la publicación no tiene DOI y fue recuperada en línea, debe indicarse la URL de la página principal de la publicación periódica, con el siguiente formato: Recuperado de: http://www.xxxxxxxx.com. No se requiere la fecha de recuperación.

Ejemplo
Arredondo, V. (2007). Paradigmas de vinculación: educación superior-sociedad. La Universidad Veracruzana y la vinculación con la sociedad. Recuperado de: http://www.anuies.mx/servicios/d_estrategicos/libros/lib53/145.htm

  1. Publicaciones no periódicas

Incluye ítems publicados por separado: libros, reportes, manuales, material audiovisual, etcétera.

2.1. Documento completo

Apellido, inicial del nombre —pueden ser una o dos—. (Año). Título de la publicación en cursiva. Lugar de publicación: editorial o entidad que publica.

Ejemplo

Cornier, W.H. y Cormnier, L.S. (1991) Estrategias de entrevista para terapeutas Bilbao: Desclée de Brouwer.

2.2. Parte de una publicación no periódica

Apellido, inicial del nombre —pueden ser una o dos—. (Año). Título del capítulo. En Apellido, inicial del nombre del editor (ed.). Título de la publicación en cursiva. Lugar de publicación: editorial o entidad que publica.

Ejemplo
Meira-Cartea, P. Á. (2002). Problemas ambientales globales y educación ambiental: una aproximación desde las representaciones sociales del cambio climático. En Campillo, M. (ed.). El papel de la educación ambiental en la pedagogía social. Murcia: Diego Marín Editorial.